Oración a la virgen de Guadalupe para la paz y la unión de la familia.


Virgencita de Guadalupe madre de nuestro creador intercede por cada uno de nuestros hermanos, de nuestras naciones, te pido que nos conceda y favorezca la paz y la unión que necesitamos, dale sabiduría y guíalos por un buen sendero que todos vayamos agarrados de la mano con un corazón inmenso para amar a nuestro prójimo, mi virgencita auxílianos en estos momentos de la guerra, de las enfermedades, de la miseria, para que nuestros gobernantes sean guiados por tu bendita misericordia y puedan dirigir sus gestiones como Dios manda.

Mi virgencita ten piedad de nosotros, danos las armas necesarias para hacer de este planeta un espacio donde solo brille tu luz, donde puedas irradiar rayos de colores lleno de muchas bendiciones y dichas, que aprendamos a valorar las creaciones de nuestro Dios, las plantas los animales, el suelo donde caminamos, no contaminar nuestras aguas que es la esencia para la vida.

Oh mi santa virgencita que tu voz retumbe y se propague hasta el último rincón del mundo llevando tu santa palabra para interceder en todas nuestras naciones y así reconciliar y proclamar la paz, la hermandad y solidaridad, no permitas que no tengamos compasión y humildad ante algún país necesitado.

Mi venerada virgencita lleva tu palabra de paz a todos los pueblos para romper las barreras y la división que nos separan, vamos todos agarrados y aferrados a ti y a nuestro Dios todo poderoso a construir el mundo que deseamos, donde nuestros hijos puedan crecer en un ambiente de paz, armonía, donde la familia siga siendo la base fundamental de una sociedad con valores y principios.

Concédeles mi virgencita a todos los mandatarios perseverancia, constancia, honradez, igualdad, justicia para que construyan al lado de su pueblo un país digno sin odio, donde el más necesitado sea recompensado con justicia social.

Virgencita te amamos y te glorificamos en el nombre de Dios, para que nos ayude a encontrar la paz y la unión que necesitamos, porque para ti no hay barrera que impida que llegue tu santa bendición y tus apreciados milagros, que todos estemos unidos en un solo corazón en una sola palabra que es la de nuestro Dios, para tener el mundo que queremos un mundo sin maldad, sin hambre y sin miseria, te alabamos y te glorificamos en el nombre de nuestro padre eterno y nunca perdamos la fe, Gracias madre. Amén.