Oración de hoy Viernes


Realiza esta bella oración todos los días, hazla con mucha fe y acércate a sus designios, aférrate a Dios a su misericordia y a su inmenso amor, Dios es justo y bondadoso siempre te cuidará, te protegerá, y abrirá tu camino para que este iluminado con la esperanza de un grandioso comienzo, ora con humildad, fervor y sencillez y alcanzarás sus bendiciones.


Padre amado, te agradezco por todo lo que me das, te agradezco por la familia tan grandiosa que has puesto en mi vida, por los excelentes amigos que están pendiente de mí y solo quieren mi bien y siempre te estaré agradecido porque cada día estoy más cerca de tu reino.


Dios amado, dame siempre la fuerza para mantener vivo tu palabra, mantener en alto el espíritu del amor y la devoción que tengo hacia ti, que nunca decaigan mis fuerzas y si algún día siento que desvanezco, levántame con tu poder infinito para seguir en este camino de misericordia.


Gracias mi amado Dios, por este nuevo amanecer, que este día este lleno de felicidad, donde pueda apreciar los simples placeres, las alegrías y bendiciones, dame la armonía y equilibrio para actuar en este día, permite que tu energía inunde todo mi cuerpo con un aura de luz, Calidez y optimismo.


Gracias Señor, porque tengo una buena salud, me permites la gentileza de oír el sonido de la naturaleza, de las aves y todos aquellos sonidos melodiosos que llenan mi vida de espiritualidad, las voces de mis seres queridos, que cada día me reconfortan y llenan de vigor.


Padre amado, en esta mañana me acerco a ti para entregar este día en tus manos, con el corazón abierto y disponible de recibir todas tus bendiciones y comenzar dándote gracias porque me ayudaste a tener una noche reparadora y en paz y estoy aquí en tu presencia viendo la luz de un nuevo amanecer.


Dios sagrado quiero vivir mi presente que hoy me ofreces, ayúdame a dar lo mejor de mí, sin esperar nada cambio, a tender la mano al necesitado, una palabra de aliento al afligido, mirar a los ojos a las personas con amor, levantar al caído sin importar su raza y color, porque todos somos tus hijos.


Haz esta oración todas las mañanas al despertar, ora con tu familia agradezcan por todas las bondades de nuestro Dios padre y pidan por su protección, porque jamás serán abandonados y serán bendecidos por la gracia del señor por toda la eternidad. Amén.