Oración de la noche.


Señor, quiero darte gracias por todo lo que me has dado por protegerme y cuidarme por entenderme y aceptarme, porque muchos sueños se han materializado y otros no, será porque se está esperando el momento perfecto para su realización, pero igual te agradezco porque sé que tu voluntad es perfecta y está llena de buenos deseos.


Señor darte gracias quiero por darme fuerza, por darme valor para enfrentarme al día, día, por darme la claridad que necesito para comprender a mis seres queridos y aceptarlos como son, que sus reacciones son normales en un mundo donde no nos tomamos tiempo para discernir nuestros actos.


Señor darte gracias quiero por mi trabajo por la labor que realizo, porque todos los días puedo disfrutar del hecho de que mi trabajo me dignifica y me permite compartir con otras personas, que puedo sentir el amor y solidaridad de uno con los otros.


Señor darte gracias quiero por la vida, esta bendita vida que me entregas, esta vida que me colmas de enseñanzas y lecciones, esta vida que me has rodeado de seres maravillosos de seres que me han enseñado y me han puesto aprueba, seres que me han demostrado tu lado justo, bondadoso tu lado misericordioso.


Señor darte gracias quiero porque siempre me entregas el mejor día de mi vida, porque siempre me das lo que necesito, porque aunque parezca un día nublado siempre sale el sol para iluminarlo todo, como tú lo haces en mi vida.


Señor darte gracias quiero porque siempre estas como un guardián cuidándome, porque nunca me abandonas y siempre rodeándome con tu manto, como un abrigo protector de todas las malas energías, gracias por todas las bendiciones que recibo de ti.


Mi amado Dios, te agradezco por todas estas dichas, quiero agradecerte, padre porque nunca me has abandonado y has permitido que las situaciones conflictivas no me derrumben, por eso agradecerte quiero, por todo lo que me das y por todas tus bendiciones.


Ora en compañía de tus seres queridos y reciban la bendición de Dios, realicen esta oración con mucha fe, para que sientan la grandeza y protección de nuestro Dios eterno y nuestro Santo patrono San Judas Tadeo. Amén.