Oración para el Miércoles 31 de julio del 2019.


Todas las mañanas acércate a Dios con esta bella oración, que te guiara e iluminará en un hermoso día, reza con fe y devoción y conocerás los regalos que nuestro Dios eterno tiene para ti, Dios padre es bondadoso aférrate a sus milagros, busca tu fortaleza en nuestro señor, porque es el quien te da fuerza cuando sientas cansancio y renovara tus energías.


Gracias mi amado Dios, por este nuevo amanecer, que este día este lleno de felicidad, donde pueda apreciar los simples placeres, las alegrías y bendiciones, dame la armonía y equilibrio para actuar en este día, permite que tu energía inunde todo mi cuerpo con un aura de luz, Calidez y optimismo.


En este nuevo día Dios que nada me separe o me aleje de tu lado, siempre estés a mi lado para que me guíes a tomar las decisiones correctas y que se haga siempre tu sabia voluntad, a través de mis palabras, acciones quiero glorificarte y llenar de aliento y paz a todo el que lo necesite.

Padre amado, te agradezco por todo lo que me das, te agradezco por la familia tan grandiosa que has puesto en mi vida, por los excelentes amigos que están pendiente de mí y solo quieren mi bien y siempre te estaré agradecido porque cada día estoy más cerca de tu reino.


Gracias padre porque hoy la salud se ha manifestado en toda mi familia, gracias porque tu cuida con especial atención a cada uno de ellos y no permites que la enfermedad entre en mi hogar, gracias por darme tanta dicha y entregarme las bendiciones que a diario recibo y en especial la bendición de un nuevo día lleno de muchas expectativas.


Dios este día que amanece no sé qué me puede deparar, pero cualquier adversidad que se me presente, sea tu quien guie y se haga toda tu voluntad, porque sé que cada paso que doy estas a mi lado, quiero vivir este día con mucho optimismo y con la paz y tranquilidad que has sembrado en mi corazón.

Gracias padre porque hoy tu amor me envuelve y me hace sentirme en las alturas, me hace sentir un ser grande y nuevo como el nuevo día comienza a abrirse paso, gracias padre porque hoy estoy sano y fuerte para comenzar otra vez, para laborar con entusiasmo, para relacionarme con mucho optimismo con mis compañeros.


Ora toda la mañana al levantarte, hazlo con mucha humildad y fe para que sientas la bendición de nuestro Dios y haga de tu día un momento de alegría, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo. Amén.