Oración para la noche.


Gracias mi amado Dios por guiar en este día mis pasos y llevarme por las sendas del camino de la paz y la justicia, librándome de cualquier maldad que pudiera haberme acechado hoy, te pido que siempre me ayudes en los duros momentos y siempre estés en mi auxilio para sanar mis penas.

Diosito quiero agradecerte porque siempre estás presente como fiel guardián de tus hijos, gracias por esta vida, por la familia que tengo, por mi salud y la de mis seres queridos, gracias por tu cobijo, por los alimentos, por creer en mi fe hacia a ti y no abandonarme cuando más te he necesitado.

Al finalizar este día mí amado padre agradezco por todo el amor que me has brindado, pongo mi corazón en tus manos para que lo alimentes con tu energía de amor y amanecer renovada con un corazón limpio y puro y pido tu santa bendición y me alejes de todo mal.

La luna y las estrellas adornan esta noche llena de paz y nunca tendré miedo porque sé que siempre estarás a mi lado, quiero deleitarme en tu bendita misericordia y todos mis sueños los cuiden y lo cubras con tu manto protector y así dormir con tranquilidad bajo tu escudo.

Mi amado padre siempre acudo a ti porque eres un bálsamo para mi alma, sosiega todo mi espíritu y reconfortas todo mi cuerpo, inundas todo mi ser de tu inmensa bondad, me entrego a tus brazos y sentir el arrullo de tu voz celestial que me dice estas en mis manos y nada has de temer.

Diosito mío bendice mis sueños, que caiga en una profundidad de paz y serenidad y aleja de mi mente toda preocupación y angustias y cures todas mis heridas físicas y espirituales y al despertar tener mis cinco sentidos atados a tus bendiciones.

Gracias padre eterno por todo lo recibido, me entrego a una noche llena de paz, bendíceme y a quienes amo también, para que nos guíes y tengamos una noche reparadora, en el nombre de padre del hijo y del espíritu santo, descansemos en sana paz. Amén.