Oración de la noche.

Ora todas las noches con fervor para que encuentres el camino de la paz, del amor, prosperidad, de la salud, porque es Dios nuestro salvador. Es el Padre justo y bondadoso que nunca te desampara y siempre será tu máximo protector, haz esta bella oración y recibe su gracia y las maravillas que tienen destinado para ti.

Padre amado y misericordioso gracias por todos los favores recibidos por el día de hoy, gracias por estar presente en todo momento y abrir mi camino de oportunidades, cada noche que estoy en casa estoy contento por estar con mi familia y poder reunirnos en la mesa, para agradecerte por el sustento de cada día.

Mi Dios, te pido por la salud de mi familia y todos mis seres queridos, para que jamás falte en sus casas la bendición de buenas noches, llénanos de fortaleza para afrontar los obstáculos que podamos tener, has que mañana sea un amanecer de buenas y grandes recompensas.

Me regocijo todas las noches al orar contigo porque sé que me oyes, sé que me miras, que tu presencia ha llegado a mi casa, solo tu amor puro y grande es lo que habita en mi morada, jamás permita que el desamor, el odio, la tristeza y las dolencias entren a mi casa, aparte de mi vida y de los míos todo lo malo.

Dios, aunque a veces llego muy agotado y cansado a casa, siempre tendré tiempo para orarte y alabarte, eres mi Dios omnipotente, mi Dios todopoderoso que siempre me protege, soy el hijo que jamás abandonas y que siempre velaras por mí durante mí transitar en este mundo terrenal.

Dios amado me inclino ante ti, con mis brazos extendidos para recibir todos tus favores y bendiciones, te pido que fluya en mí todas las energías positivas, que solo tú puedes esparcir, guíame siempre señor por el camino del bien y que nada ni nadie quiera ocupar tu lugar, porque solo ante ti me rindo mí amado Dios.

Gracias Padre por oírme, gracias por atender a tu hijo, si en algún momento del día cometí o dije algo que no sea bien visto por ti, te pido perdón de rodilla porque no lo hice o dije corazón, me arrepiento de todo porque jamás he querido ofenderte, gracias por tu infinito amor.

Haz todas las noches esta oración con devoción, aférrate a nuestro Dios que jamás te dejará solo, ora antes de dormir y hazlo con fe porque a través de la oración hallaras el camino a la felicidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.