Oración de hoy Sábado


Todos los días al despertar haz esta bella oración con amor y mucha fe, hazla en familia, en compañía de tus seres queridos y oren por el hermoso día que Dios tiene para cada uno de ustedes, oren siempre con fe y esperanzas porque siempre serán oídos y atendidos por nuestro Dios eterno y misericordioso que nunca nos abandona.


Gracias amado Dios porque amanezco lleno de vida, gracias por todos tus favores, me has regalado un día más, este hermoso día lo aprovecharé para adorarte y hacer todas mis actividades con el mejor entusiasmo, tengo mi fe depositada en ti que todo será para bien.


Gracias padre porque puedo ver tu presencia en las aves, en el cielo muy azul y escuchar tus mejores creaciones, puedo sentir que mi cuerpo se revitaliza de toda tu energía, cada amanecer es un nuevo comienzo para empezar con el mejor optimismo y siempre guiado por ti.


Hoy y siempre te daré las gracias porque estoy sano, me siento lleno de energía, me siento con fuerza para luchar día a día, quiero que siempre me acompañes, quiero que siempre me guíes, si en algún momento me sumerge la tristeza, líbrame de todas esas sombras y hazme renacer.


Gracias Dios eterno por hacerme ver cuál es el mejor camino, guiándome al camino de lo correcto, siempre estas presente en mi vida mostrándome las cosas de la vida y sobre todo para tomar las mejores decisiones, que me llevaran hacia el camino de la prosperidad y de la abundancia.


Gracias Dios misericordioso porque a pesar de mis errores nunca me juzgas, porque sabes que soy un hombre de bien que puedo enmendar mis errores, sabes que no soy perfecto, pero nunca haría nada que te avergüences de mí, yo seré para ti tu más fiel creyente.


Gracias señor por oírme, por ver las cosas buenas que puedo dar a mis prójimos, gracias por creer en mí, por siempre darme la oportunidad de demostrar que estoy rendido a tus pies y a tu amor, siempre estaré en oración contigo porque me revitalizas y me llenas de vida. Amén.


Haz todos los días esta oración de nuevo inicio para que tengas un día recargado de espiritualidad, un día lleno de bendiciones para que tengas una jornada bendita.