Oración de la noche.


Ora todas las noches en familia, oren con fe esta bella oración para que entre en contacto con nuestro ser supremo que jamás nos abandona y siempre está contigo y tus seres amados, ora con fe, ora con amor, ora con esperanza y conocerás los poderes milagrosos que tiene la oración, Dios es amor.


Gracias padre por las bendiciones que tuve por el día de hoy, mañana será un nuevo día lleno de oportunidades, En ti mi Dios deposito mi cansancio, deposito mis angustias, para que lo alejes de mi vida y me permitas tener las mejores de las noches y recargar mi cuerpo con energías positivas.


Amado Dios gracias por este bello día lleno de nuevos retos, de conocer personas generosas porque sé que son gracias a ti, gracias Dios porque, aunque haya tenido algunos inconvenientes siempre me ayudas a salir adelante, sin dejarme decaer y afrontar con fortaleza las situaciones.


Diosito nunca desampares a mis seres queridos, calma de nuestras vidas las dolencias y enfermedades que podamos tener, para que nos pueda reparar una noche tranquila, una noche de descanso, nos unimos en familia con mucha fe para alabarte y orarte por tu grandeza señor.


Gracias amado Dios por darnos un espacio en familia para orar contigo, para conversar de nuestro día y sobre todo para agradecerte, somos tus hijos, soy tu hijo que te pide, te suplica por las mejores bendiciones, pero sobre todo soy tu hijo para agradarte por todos tus favores.


Dios todopoderoso que nunca cese mi sabiduría para tomar las mejores decisiones, siempre lléname de las fuerzas necesarias para enfrentar la vida con ímpetu, bendice mi noche y aleja de mi vida y de los míos cualquier maldad que nos quiera acechar, aleja todo lo negativo de nuestras vidas.

Amado Dios condúceme a un puerto seguro, condúceme por el mejor camino, tu estas dentro de mi amado Dios, que nunca falte los alimentos en nuestros hogares, abro mi corazón por siempre porque eres y serás mi salvador por siempre, que tu bendición siempre este con nosotros. Amén.


Haz esta oración todas las noches, levanta tus manos y recibe todas sus bendiciones, porque Dios es amor y nunca se olvidará de ti, ora con fe y tendrás una vida guiada por nuestro padre.