Oración de la noche.


Al llegar la noche ora con mucho amor y fe esta bella oración de descanso y paz, porque a través de la oración conseguirás que tu espíritu se conecte a las maravillas de señor, ora con fe y esperanza porque siempre serás oído y serás bendecido por la gracia de Dios eterno.

Cae la noche y llego a casa cansado y agotado con la fe depositada en ti mi amado Dios, porque a través de tu oración me lleno vitalidad para enfrentar cada día los obstáculos que se puedan presentar, porque tú eres mi protector y mi bálsamo que alivia mis penas.

Gracias Dios padre por ofrecerme un día lleno de oportunidades, un día donde pude tener experiencias enriquecedoras que me permitirán crecer como personas, para seguir con pasos firme y tomar las mejores decisiones, que me haga un ser sincero y justo, porque sé que siguiendo tu voluntad mi vida será bendita.

Padre celestial hoy y siempre bendice mi transitar por este mundo, bendice mi noche y todos los seres que amo, aleja de nuestras presencias a los enemigos cultos y visibles, para que ninguna fuerza maligna quiera interrumpir mi velada ni habite en mi morada, porque esta es la casa de Dios.

Gracias amado Dios por este grandioso día, donde pude obtener todo lo necesario para emprender mañana un nuevo día con los mejores deseos y ganas de seguir luchando, eres mi Dios mi inspiración porque a través de una palabra he aprendido a ser una persona justa.

Dios desde que me aferre a tu palabra he sido una persona renovada, una persona con espíritu alegre, lleno de nuevas esperanzas, porque eres tu mi salvador, eres mi luz que guía este transitar, jamás dejaré de orarte y alabarte por tu infinita misericordia.

Confío eternamente en un Dios bueno, sé que cada palabra que me des será para la sanación de mi cuerpo y alma, creo en ti padre todopoderoso, creeré siempre en tu santísima misericordia, porque siempre estaré atento a toda tu voluntad. Amén

Realiza esta oración todos los días cuando llegue la noche, para que ores con Dios padre y te de la paz y tranquilidad que tu cuerpo necesita, ora con mucha fe.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *