Oración de la noche.


Ora todos los días está linda oración de buenas noches, que te ayudará a dormir y a descansar, con una noche armoniosa y reparadora, ora con mucho amor a través de esta oración que te permitirá recibir las bendiciones de nuestro amado Dios, hazla con fervor y aférrate a lo más sagrado que es la vida.


Padre amado en este momento de reposo me lleno de serenidad para conversar con mi Dios todopoderoso, primordialmente para agradecerte y por el día de hoy, por la persona que soy, estoy desbordado de fortuna porque tengo una familia ejemplar y unos seres queridos que jamás me defraudaran.


Gracias mi Dios por esta linda oportunidad de ver mi entorno desde otra perspectiva y al lado de personas maravillosas, que, aunque a veces tengas adversidades, estoy protegido y acompañado por ti mi señor y por mi hermosa familia que me apoya en todo.


Me siento relajado en mi cama sin tormentos y solicitándote todos los días para afrontar con gallardía todos los obstáculos que se me puedan presentar, siempre permíteme estar bajo tu presencia, dame la fuerzas para no desmayar y siempre seguir por el buen camino.


Amado Dios, siempre oye mis suplicas, nunca te olvides que soy tu hijo porque yo me aferro a tu palabra y bendiciones, sin ti mi vida no sería igual, sin ti sería un ser vacío, camina siempre a mi lado porque siempre te seré fiel y te alabare por toda la vida.


Gracias a ti mi Señor, cada meta que tengo en mente me lo propongo, porque gracias a tu palabra he aprendido que no existe lo imposible, que mientras haya vida nada es imposible, porque creo en los milagros, porque creo en ti y sé que todo lo que tengo y vendrá es gracias a tu inmenso amor hacia mí persona.


Dios esta noche será mi paz y mi descanso, gracias por el amor que me brindas, cuida mis sueños y la de los míos, aleja cualquier enemigo que quiera hacernos daño, protege nuestros hogares y dame siempre la bendición de buenas noches para dormir en santa paz. Amén.


Haz todas las noches esta bella oración y habla con Dios y agradece por todo lo recibido, porque nuestro Dios siempre te bendecirá por todas tus buenas acciones.