Oración a San Benito para alejar malas personas y las envidias.


Con esta oración aleja todas las personas malas y envidiosas que quieran hacerte daño, ora esta oración a San Benito con fe y esperanza, porque el santo jamás te abandonará y te ayudará para alejar de tu vida todas esas malas energías y cuidará cada paso que des, ora con fe porque San Benito oye tus oraciones, hazla todos los días con devoción.


San Benito santo poderoso y milagroso, te pido con mucha devoción que me cuide de los peligros que puedan existir, aleja de mi vida aquellas personas malas, negativas, con mala actitud, que solo tienen ojos para la envidia, aléjalas de mi vida y no permitas que sus negatividad y mala vibra me afecten.


Hoy mí querido san Benito me encuentro aquí inclinado frente de ti suplicándote y pidiéndote para que me protejas de las malas personas y enemigos, quiero ser como tú que nada ni nadie me afecte, dame tus buenas energías y bendiciones para que nada me haga daño.


Recurro a ti mí amado san Benito, para que jamás te olvide de tu hijo, que llegue siempre a mi persona tu gracia divina, jamás permitas que los enemigos ocultos o visibles le hagan daño a mi familia, cuídalos de todo mal, aleja de sus vidas cualquier peligro que los quiera acechar.


San Benito amado, hoy te invoco con mucha fe, para que mes el consuelo y la paz que necesito para tener mi cuerpo y alma limpio de cualquier maldad, aleja de mi vida todas esas alimañas que quieran hacerme daño, confío fielmente en ti que escuchas mis suplicas.


Te pido de corazón san Benito para que me ayud es y que siempre se haga tu voluntad, porque sé que para mí y mi familia vas a querer lo mejor, porque jamás vas a permitir que se acerque a nuestras vidas personas malas y envidiosas y si en algún momento quisieran hacernos daño tu inmenso poder jamás lo permitirán.


Gracias querido san Benito por oír mis suplicas, por estar conmigo cuidándome, por protegerme de todo peligro, por darme la tranquilidad que necesito, porque sé que guías mis pasos y alejas de mi camino esas personas malas y envidiosas porque la envidia es un daño que no quiero en mi vida, aléjalo de mi lado.


Ora todos los días, ora para que tengas la protección de nuestro san Benito santo milagroso que jamás permitirá que nada ni nadie te haga daño, has la oración con amor y nunca pierdas la fe.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *