Oración poderosa para solucionar problemas de dinero


Realiza esta oración poderosa y milagrosa a nuestro Santo patrono San Judas Tadeo, el santo de las causas imposibles para solucionar problemas de dinero, para que te dé la calma, la serenidad y la certeza que todo tiene solución porque para él no hay imposibles, haz esta oración con mucha fe y pide con vehemencia porque serás oído y auxiliado en el nombre de Dios y de nuestro San Judas Tadeo.


San judas Tadeo, para ti que nada es imposible hoy me inclino delante de ti con gran preocupación que tengo, las deudas me atormentan y cada día crecen más y se me hace imposible saldarla y comprar las cosas que necesito para mí y para mi familia, haz que la prosperidad llegue a mi casa y el dinero que llegue salde todas mis deudas.


Mi santo bendíceme con nuevas oportunidades que lleguen a mi vida, que se abran las puertas del negocio, del dinero, de la abundancia, de la riqueza, te prometo que las sabré aprovechar al máximo, y nunca perderé mi humildad y sencillez ante todo lo que tenga que venir.


En ti me aferro mi San Judas Tadeo, eres mi consuelo y mi salvador, me refugio en tus brazos para que me protejas de toda esta desesperación que siento, siempre te alabare y glorificare por toda la eternidad, porque creo en ti mi santo y te entrego toda mi fe y amor.


Mi san judas Tadeo te imploro para que me ayudes a remediar la necesidad que tengo, se mi luz y salvación para mi alma, condúceme por el mejor sendero, vela por mí y mi familia, en ti pongo todo en tus manos para que me ayudes a conseguir el dinero que necesito y que jamás falte en mi hogar ni en mi vida.


Ayúdame mi San Judas Tadeo a solventar mis problemas económicos, haz que el dinero nuevamente llegue de manera exitosa, que se vaya la ruina económica e ingrese abundancia, riqueza y todas las puertas se abran en éxito y mi vida cambie para bien.


Haz que todas mis ganancias se multipliquen, que la abundancia fluya en mí, gracias por toda tu riqueza, tengo mucha fe en ti y visualizo todo saldado, alejo de mi vida toda necesidad, como dice la ley divina dando también recibo, mi suerte está cambiando ahora y así lo decreto. Amén.


Ora todos los días y pide por este milagro que necesitas, porque para nuestro patrono no hay limitaciones, tú eres su hijo y serás escuchado, ora con tu familia todos los días y aférrense a las bondades y milagros que tienen para ti y tus seres queridos. Amén.