Oración de la noche.


Haz esta oración todas las noches, para que el señor siempre te acompañe y agradece a nuestro amado Dios por todas las bendiciones y gratificaciones que has recibido, aquí tienes esta bella oración para que agradezcas y para que te ayude en todas las adversidades, y ten la seguridad que nuestro Dios siempre actuara en tu vida. Ora con fe y amor y conoce todas sus bondades.


Dios todo poderoso, llega la noche y me arrepiento de todos mis pecados que cometí durante el día, borra todos actos negativos que haya cometido, perdóname porque no quise actuar de mala fe, que esté presente en mi vida tu luz para ver todo lo que he de hacer.


Dios amado, esta noche me pongo en tu presencia, porque solo tú conoces en realidad quien soy y puedes auxiliarme en mis momentos difíciles, te pido que nunca me desampares y me permitas tener una noche de descanso una noche armoniosa para poder conciliar mi sueño.


Ayúdame mi amado Dios a alejar de mi mente cualquier tormento o preocupación que me estén agobiando y poder descansar plácidamente todas las noches y disipa cualquier angustia y tu bendición descienda en mi hogar cubriéndome a mí y a toda mi familia.


Dios te ruego que tu paz y tus bendiciones nos envuelvan esta noche, que mi hogar y mi familia estén a salvo y tu protección siempre este con nosotros, mi hogar este siempre lleno de esperanzas y tu inmenso amor siempre este presente.


Te agradezco tanto mi señor porque el estar en oración contigo disipas mis temores, los malos sueños, y toda angustia que me pueda quitar mi paz, gracias padre por cubrirme con tu manto, gracia por alejar todo peligro de mi casa y de mi familia y dejas en mi hogar tu presencia.


Dios mientras que yo duerma preserva mi cuerpo y mi alma, se mi guía espiritual, y seguir en mis sueños adorándote, te entrego mis buenos deseos que nacen de mi corazón, porque no quiero dejarte de alabar ni día ni noche, gracias por todos los méritos otorgados.


Ora con fe todas las noches, inclínate ante el omnipotente y has que esta dulce y reparadora noche sea bendecida por nuestro amado Dios, y su manto protector te cubra a ti y a tu familia de todo mal. Amén.