HAZ ESTA ORACIÓN A SAN ANTONIO Y UN MILAGRO LLEGARÁ A TU VIDA

Realiza esta oración con mucha fe y amor, el milagro de la vida llegara a ti, aférrate a nuestro San Antonio santo poderoso que todo lo concede y no existe ningún impedimento para él, ora con mucha esperanza y devoción y confía en que existe un Dios justo y santo bondadoso que no te abandonaran porque para ellos tu eres y serás para toda la vida su hijo.


Amado y majestuoso San Antonio, hoy vengo a ti a pedirte y suplicarte para que me ayudes con el milagro que necesito, que venga de ti la solución que en este momento entristece y agobia mi corazón, pero confío en tu bendita misericordia que no me abandonaras.


Mi San Antonio santo protector, saca de mi mente toda angustia, ira, recelos o tormentos que no permitan actuar de buena fe, tu que ayudas en el amor, tu que ayudas a conseguir objetos perdidos, tu que ayudas a los necesitados hoy me aferro a ti, para que ayudes a este servidor por la necesidad que hoy tengo (se pide el milagro que necesita).


Mi San Antonio santo milagroso, hoy y siempre acudo a ti para que intercedas por mí y ayúdame, te pido auxilio por lo que estoy pidiendo y no permita que nada ni nadie impida que se haga tu voluntad, todas las cosas negativas aléjalas de mi vida.


San Antonio te imploro y suplico desde lo más profundo de mi corazón para que sanes mis heridas físicas y espirituales y lleguen a mis tus milagros y me des la paz que tanto he deseado, te imploro con mucha fe y esperanza y nunca ignores mi esperanzada petición, hoy necesito de ti.


Mi San Antonio como ser humano tengo tantas cosas imposibles por alcanzar, pero para ti no hay limitaciones, por eso hoy estoy aquí suplicándote para que atiendas a mi llamado y yo te estaré eternamente agradecido y llevare tu palabra y tus oraciones por todo el mundo.


Gracias mi amado San Antonio, gracias por tu inmensa compresión, sé que soy escuchado y me otorgues lo que tanto te he suplicado, lo que realmente necesito, me confiero a ti por tu bendita misericordia en el nombre del padre del hijo y del espíritu santo, Amén.

Haz esta oración milagrosa todos los días y serás escuchado, hazlo en compañía de tus seres amados y ten la esperanza que serás glorificado y bendecido por la eternidad. Amén.