Oración de la noche.


Haz esta bella oración todas las noches con serenidad y la paz que Dios te da, ora con Dios y agradece por las vivencias del día, las experiencias que hoy te hicieron crecer como persona, Dios te oirá, te bendecirá y será un bálsamo para tu cuerpo y tu alma para que pases una buena noche, para amanecer recargado de buenas energías, ora todas las noches con fe y amor.


Amado Dios, siempre te voy agradecer por permitirme estar presente hoy en mi hogar, estar en la mesa con las personas que amo, ver que tengo a mi alrededor personas hermosas por las que debo luchar, muchas veces llego agotado pero el amor de mi familia me reconforta porque estás ahí presente mi eterno Dios.


Gracias Dios padre por darme una noche placentera, con tranquilidad y mucha paz, me acerco más a ti cada vez que oro porque la oración hace más cercana nuestra conexión, gracias por darme energías para seguir con mis labores en la casa y atender a mi familia con amor y dedicación.


Dios misericordioso y amoroso protege mi hogar, cubre mi casa con tu manto protector para que en la noche nada ni nadie nos cause algún peligro, siempre te adoraré e imploraré porque siempre deseo estar a tu lado, quiero ser una persona noble, una persona que cada día aprende a hacer justa y respetuosa.


Cada noche que te oro mí amado Dios, quiero agradecerte por todas las cosas buenas que has hecho por mí y mi familia, por tu inmensa gratitud, si en algún momento me ves afligido, derrotado, sin animo, dame la fuerza para levantarme y seguir batallando como todo un guerrero de luz.


Amado Dios, protege mi casa, envíame a tus ángeles guerreros para que cuiden mi casa, permíteme hoy y siempre dormir con tranquilidad, que mi cuerpo se revitalice y se llene de energía para seguir luchando en el nuevo día y así realizar mi jornada con la mejor disposición.


Gracias Padre por acompañarme, por darme la mejor de las noches, que nada altere ni perturbe mis sueños, en mis sueños guíame por tu sendero de luz, gracias por bendecir mi noche y la de los míos, duermo en paz en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo. Amén.


Ora todas las noches, ora porque la gracia de Dios siempre estará contigo y los tuyos y jamás se sientan desprotegidos porque Dios es un ser justo y bondadoso que nunca te olvidará.