Oración de hoy Domingo.


Mi Dios amado mi padre eterno te venero, te amo, te adoro y en ti confió cúbreme con tu gloria, cúbreme con tu amor, tu paz es la antorcha que ilumina mi camino, que me apartas de senderos peligrosos donde se puedan esconder esas criaturas oscuras que pretendan romper mis vestiduras y profanar mi pureza.

Eres como la estrella que guio a los reyes al encuentro de Jesucristo, así quiero que me guíes y dirijas, que mi caminar sea firme y no resbale, llévame en la luz, mantenme siempre firme por los caminos del bien, tu humildad te precede no lo pongo en duda, tu bendición es eterno no lo pongo en duda, tu amor es vivificante como el agua fresca de manantial.

Mi padre eterno clara mi comprensión de los misterios ocultos de la vida, ayúdame a confiar, perdonar y olvidar y saber que el errar es de humanos, pero el perdonar es de santo y siempre acompáñame en este transitar que día a día voy viviendo por tu inmensa misericordia y por tu santa bendición.

Diosito querido, se mi guía siempre resguárdame en todos mis asuntos y que las cosas malas que a mi paso se presente apártalas de mí y que nadie sienta rabia, ira o me odie y dame la dicha de emprender cualquier negocio, en mi trabajo dame paz serenidad, tranquilidad y sosiego y bríndame la oportunidad de conocer a las personas perfectas que darán un mayor y nuevo empuje a mi vida.

Padre amado no me permitas caer en ilusiones materiales, en desavenencia con mis compañeros, que la verdad sea la base fundamental de todo lo que gira en mi entorno y que todas las transacciones que yo haga sean tan trasparentes como el agua de manantial, te agradezco mi padre celestial por tu pronta respuesta al llamado de mi corazón.

Que este hermoso día vaya de la mano de ti mi amado padre, que nunca me desampares y cada paso que dé sea firme y fuerte como la ropa y nada ni nadie perturbe mi mente, porque solo estoy guiado por ti. Amén